Los recuerdos y la ilusión de Willy Sagnol

Willy Sagnol es un enamorado del fútbol. Y lo es no sólo por los 58 partidos internacionales que disputó y los numerosos éxitos que cosechó tanto con la selección francesa como con el AS Monaco y el Bayern de Múnich, sino también por las maravillosas experiencias que acumuló gracias al deporte rey. Ahora, a sus 36 años, emprende una nueva aventura como Director Deportivo de la Asociación Francesa de Fútbol (FFF). El mítico lateral derecho está impaciente por acompañar a los jóvenes talentos de su país a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013.

“Turquía es un país loco por el fútbol”, aseguraba Sagnol hace pocas semanas en su entrevista exclusiva con fifa desde Estambul: “Para nuestros jóvenes futbolistas será muy beneficioso participar en un torneo de estas características, ya que tendrán la oportunidad de conocer un país nuevo, una cultura distinta y una afición muy especial”, señala. El subcampeón del mundo con Francia en 2006 y campeón de la Liga de Campeones con el Bayern de Múnich en 2001, sabe muy bien de lo que habla. Al fin y al cabo, él formó parte del combinado galo que disputó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Malasia 1997.

Un encuentro de culturas
Sagnol, cuya función en la AFF es la de nexo de unión entre las categorías inferiores y la selección absoluta, siente verdadera fascinación por los torneos internacionales juveniles: “Es fantástico que los países participantes se enfrenten a rivales de otros continentes. El fútbol africano es distinto al europeo, y el asiático difiere mucho del sudamericano. Afrontamos este reto cargados de ilusión”, afirma.

Francia, encuadrada en el Grupo A, se medirá a las promesas de Ghana, España y Estados Unidos. “Estamos contentos con el sorteo, aunque no será fácil superar la fase de grupos. Aún así, tenemos una misión preciosa por delante”, apunta Sagnol. Además, hay un aspecto del torneo que le gusta especialmente: “Jugaremos los tres primeros partidos en Estambul. Siempre es positivo no tener que viajar de una ciudad a otra en la fase de grupos”, destaca. Y, pese a que el conjunto galo se enfrentará a las primeras de cambio a España, país vecino y actual campeón continental, Sagnol no pierde el optimismo: “Los dos primeros se clasifican para la siguiente ronda, y espero que seamos Francia y España”, dice confiado.

Para los Bleuets, la fase final de Turquía supone su cuarta participación en un torneo de esta categoría de edad. Su mejor resultado hasta la fecha es, precisamente, el cuarto puesto obtenido en la última edición, celebrada hace dos años en Colombia. Y aunque considera que el resultado no lo es todo en el fútbol, sino que la prioridad debe ser la evolución de los jugadores de cara al desarrollo de su talento, Sagnol confía en el triunfo final: “Contamos con un grupo excelente de jugadores y un técnico muy experimentado. Desde la AFF haremos todo lo posible para que los jóvenes lleguen en unas condiciones óptimas para completar un buen Mundial. Nuestra situación es idéntica a la de España o Alemania: cuando vamos a un gran torneo, nuestro objetivo es ganarlo”, confiesa.

La voz de la experiencia
Por supuesto, el ex internacional francés es consciente de que la línea que separa la gloria del fracaso en el fútbol juvenil es muy fina. “No hay que olvidar que estamos hablando de fútbol. Por una parte, es imposible alcanzar la cima sin disciplina ni compromiso; pero por otra, también puede ocurrir que alguna de las selecciones favoritas tenga que hacer las maletas al término de la fase de grupos”, advierte Sagnol. “Un Mundial puede hacerse muy largo. Si un equipo desea conquistarlo, debe armarse de paciencia y no perder ni un segundo la concentración en su objetivo final”, añade.

¿De dónde ha sacado Sagnol estos valiosos consejos? “De Malasia 1997 guardo buenos y malos recuerdos. El mejor es que aquel fue mi primer torneo internacional con la selección francesa. El peor, que Uruguay nos eliminó en penales en cuartos de final. Teníamos una generación extraordinaria con jugadores como Thierry Henry, David Trezeguet y Nicolas Anelka, pero por desgracia no nos bastó para hacer algo grande”, recuerda. Quién sabe, quizá Sagnol saboree las mieles del éxito en este campeonato 16 años más tarde, aunque sea desde la tribuna.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>