Lyon-Saint-Etienne, derbi empatado

El Lyon empató 1-1 en casa contra el Saint-Etienne y conservó su tercera plaza en la clasificación, que le da derecho a disputar la Liga de Campeones la próxima temporada.

En el derbi regional disputado en el estadio de Gerland, los visitantes se adelantaron en el minuto 29 con un gol de Kurt Zouma, que los colocaba provisionalmente en la tercera posición de la tabla.

Sin embargo, en el segundo tiempo (min. 54), Yoann Gourcuff salvaba el partido para los locales, que se mantienen terceros con 60 puntos, dos más que el Saint-Etienne. Si terminan en esa plaza los lyoneses podrán disputar la eliminatoria previa a la Liga de Campeones.

El Niza sigue sexto
En Niza, el local superó por 3-1 al Troyes con tantos marcados por Renato Civelli, Darío Cvitanich yLuigi Bruins. Había abierto el marcador para los visitantes Mohamed Yattara.

En los otros encuentros de la 34ª jornada liguera, el Marsella ganó el sábado 1-0 al Lorient y confirmó su segunda plaza.

El Lille en cambio empató 3-3 contra Sochaux y dejó pasar la ocasión de dar el salto a los puestos de ‘Champions’, por lo que sigue 5º en posición de disputar la Europa League.

El líder París Saint-Germain intentará este domingo contra el Evian (17º) ponerse a un paso casi definitivo de ganar la liga francesa.

Resultados de la 34ª jornada
Viernes: Lille 3-3 Sochaux

Sábado: Lorient 0-1 Marsella, Bastia 0-0 Toulouse, Ajaccio 2-1 Montpellier, Burdeos 0-0 Reims, Valenciennes 0-0 Nancy, Brest 0-2 Rennes

Domingo: Lyon – Saint Etienne 1 – 1, Niza 3-1 Troyes, Evian – París SG.

 

Bruce Grannec gana su segunda FIFA Interactive World Cup

La FIFA Interactive World Cup 2013 (FIWC) tuvo un desenlace vibrante el miércoles 8 de mayo en Madrid. El francés Bruce Grannec se adjudicó su segundo título mundial al imponerse por 1-0 al mexicano Andrei Torres Vivero en una tensa final. Grannec, que ya había ganado el título en 2009, se llevará un nada despreciable premio en metálico de 20.000 USD, además de un viaje para dos personas a la Gala del Balón de Oro de la FIFA 2013, donde podrá codearse los mayores astros futbolísticos del planeta.

Este triunfo es más meritorio aún si tenemos en cuenta que en la FIWC 2013 participaron 2,5 millones de jugadores, una cifra que lo convierte en el torneo de videojuegos por Internet más reñido de la historia.

Ralph Straus, Director de Estrategia y Gestión de Marca de la FIFA, declaró que le había impresionado no solo la habilidad de los participantes, sino también el apoyo brindado por la comunidad de la FIWC en su conjunto, ya que la gran final fue transmitida en directo a través de fifa y el canal de YouTube de la FIFA, durante sus tres días de duración.

“Ha sido una competición emocionante, y felicitamos a los 21 participantes en la gran final, especialmente a Bruce Grannec, por proclamarse campeón del mundo. La FIWC sigue siendo una plataforma que da a los hinchas de todo el globo la oportunidad de participar en una Copa Mundial de la FIFA™ y convertirse en auténticos campeones del mundo. Estamos entusiasmados ante la perspectiva de planificar la décima edición del torneo en 2014, con el apoyo de los Presenting Partners EA SPORTS™ y Sony PlayStation®”.

Antes de la espectacular final, el mismo día, la FIFA y EA SPORTS™ anunciaron la ampliación de su contrato de licencia hasta 2022.

Elemento importante
Oliver Hughes, Director de Marketing International de EA SPORTS™, afirmó que la FIWC es un elemento importante de dicho convenio.

“El éxito y la popularidad de la FIWC de este año son una prueba de la estrecha colaboración entre EA SPORTS™ y la FIFA, que aspiran a alcanzar nuevas cotas en el mundo de los videojuegos. Estamos deseando continuar esta relación y encontrar maneras innovadoras de dar a los jugadores la mejor experiencia de fútbol virtual posible”.

Nick Caplin, Director de Comunicaciones de Sony Computer Entertainment Europe, explicó que estaba encantado al ver la pasión y el entusiasmo de los jugadores, la mayoría de los cuales había conseguido el pase al torneo a través de las seis temporadas clasificatorias por Internet.

“Las temporadas clasificatorias por Internet, disputadas a través de la red PlayStation®, se han convertido en un componente crucial de la FIWC. Estamos encantados de proporcionar este apoyo y ver cómo las cifras de participación en el torneo siguen incrementándose de forma exponencial desde la introducción de la modalidad de juego por Internet en la FIWC en 2009. Alcanzar 2,5 millones de participantes es un logro increíble”.

PSG, al borde del título

Un gol del argentino JavierPastore proporcionó la victoria ante el Evian del Paris SaintGermain, tres puntos que sitúan al conjunto de Carlo Ancelotti a un pasodel título de la Liga de Francia.

A falta de cuatro jornadas para el cierre del torneo, el equipoparisino está a nueve puntos del Marsella. El triunfo ante el Evian,verdugo del cuadro de Ancelotti en la Copa de Francia, deja al lídera tres puntos del campeonato.

El Paris Saint Germain acabó el partido con nueve jugadores porlas expulsiones Marco Verratti, por doble tarjeta amarilla y delinglés David Beckham, con roja directa, en el tiempo añadido.

Previamente, el Lyon salvó un punto ante el Saint Etienne (1-1),que se adelantó con el gol de Kurt Zouma. El gol de Yoann Gourcuffevitó la derrota local.

Los argentinos Renato Civelli y Dario Cvitanich llevaron al Nizaa la remontada y el triunfo ante el Troyes (3-1). Luigi Bruins marcóel tercer tanto.

Grannec: “Esto es producto del trabajo”

El francés Bruce Grannec no sonríe. O casi. La Máquina, como le llaman en el circuito, acaba de vencer al mexicano Andrei Torres Vivero en la gran final de la FIFA Interactive World Cup en Madrid, pero la situación no parece desbordarlo en ningún momento. “Lo conozco bien, es una coraza lo que lleva. En la intimidad es un chico muy gracioso y abierto”, se excusa Sasha, su mánager inseparable.

Así es: el flamante bicampeón mundial -ya había conquistado el título en 2009- es todo un profesional de la consola y pasea su talento, y equipo de trabajo, por un circuito cada vez más popular. “Estoy muy feliz, aunque no lo parezca. Siempre me expreso de esta forma”, explica Grannec a fifa, aún con el trofeo en sus manos.  

El 1-0, concretado con un tremendo derechazo de Cristiano Ronaldo, le ha dado a Bruce nada menos que 20.000 dólares y un lugar en la Gala del Balón de Oro de la FIFA del próximo año. Lo suficiente para que todo su equipo de trabajo festeje a su alrededor. Algo lógico, si se tiene en cuenta la presión que debió soportar tras pasar una primera jornada difícil en resultados.

“Pensé que me quedaba afuera en esa instancia y me dije a mí mismo: no te puedes ir así de este torneo. Por eso considero que jugué seis finales a partir del segundo día y me llena de gratificación haber ganado todas. ¡Era mucha la presión!”, afirma.

Sufrimiento hasta el final
Bruce, que fue seguido al detalle durante todo el certamen por la prensa de su país, no la tuvo nada fácil para festejar en el Teatro Goya de Madrid. Muy por el contrario, debió sufrir hasta el último segundo del encuentro decisivo cuando Andrei Torre Vivero, con el arco vacío, desperdició una increíble opción para enviar todo al tiempo extra.

“Yo también pensé que era gol. Creo que la diferencia estuvo en que el Real Madrid, mi equipo, tiene mejor definición que la selección brasileña (equipo de Andrei). Y también se necesita un poco de suerte, ¿verdad? El año pasado perdí la final por penales, hoy la gané en ese detalle. Quién sabe, tal vez el próximo le toque a él”, reflexiona sobre su rival, al que había vencido 5-0 en la fase de grupos.

“Sabía que iba a ser diferente esta vez, porque ya no utilizaba al Barcelona con tres defensores. Con Brasil, y cuatro en el fondo, tuvo una jornada espectacular y supe que enfrentaría a un jugador totalmente diferente”, analiza quien cuenta con un documental propio sobre su carrera.

Para despedirse, ante una manada de periodistas que lo aguarda a unos metros de distancia, el flamante campeón mundial  bromea sobre su mánager, que no tolera la presión y se ausenta durante sus partidos (“mis amigos son así, siempre me dejan solo en las situaciones límite”), se ilusiona con interactuar con los mejores futbolistas del mundo en Zúrich y admite: “No sé qué haré con el dinero aún, pero lo compartiré con amigos y familia. Lo importante es este nuevo título, producto del trabajo. Lo importante es ser campeón del mundo”.  

Obligados a una proeza

Tres goles que remontar para el Real Madrid frente al Borussia Dortmund (4-1) y cuatro para un FC Barcelona arrollado en casa del Bayern de Múnich (4-0): los representantes de la liga española no lo tendrán fácil el martes y el miércoles, en la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones de la UEFA.

Bayern y Borussia, dignos representantes de una Bundesliga que pisa cada vez más fuerte, son demasiado experimentados como para bajar la guardia en los encuentros de vuelta, y acudirán precavidos ante dos rivales que sin duda pondrán toda la carne en el asador en busca de la remontada.

La final se disputará el 25 de mayo en Londres, en el estadio de Wembley.

El programa

Vuelta de las semifinales:

Martes 30 de abril
Real Madrid-Borussia Dortmund (4-1 en la ida)

Miércoles 1 de mayo
FC Barcelona-Bayern de Múnich (4-0 en la ida)

Real Madrid-Borussia Dortmund

La previa
Tres eliminaciones en semifinales desde su último título, de 2002, dos derrotas y un empate en casa obtenido en los últimos segundos esta temporada frente al Borussia, ocho goles en contra y solo cuatro a favor, tres tantos que remontar ante un equipo rebosante de confianza: la tarea de los Merengues se anuncia ardua. Tras el revés sufrido en Alemania, el Real Madrid acaba de cobrar algo de oxígeno al adjudicarse el clásico madrileño en el campo del Atlético (1-2) con un once de circunstancias, y prácticamente se ha asegurado la segunda posición de su liga nacional. Karim Benzema y Ángel Di María aprovecharon para reivindicarse ante José Mourinho. El conjunto madridista será llevado en volandas por el Bernabéu, que ya ha presenciado remontadas espectaculares, de modo que tiene el potencial, tanto en jugadores como en experiencia, para corregir ese resultado. Sin embargo, el equipo del Ruhr, que se impuso en la liguilla a priori más complicada, no deja de ir a más a medida que pasan los partidos, y también se muestra muy sólido a domicilio, con una victoria y cuatro empates. Tiene asimismo al sensacional Robert Lewandowski, que ya le ha hecho cinco goles al Real Madrid esta temporada. Por lo tanto, Pepe y Raphaël Varane posiblemente dispongan de pocas ocasiones de subir en apoyo de sus delanteros.

Jugador a seguir
Paradójicamente, para el Borussia el mayor peligro en la capital española puede ser un futbolista nacido en Gelsenkirchen que estuvo desaparecido en la ida. Mesut Oezil, de 24 años, milita en el Real Madrid desde el verano de 2010 (acumula 151 partidos y 26 goles) y es uno de los jugadores preferidos de José Mourinho, así como de Cristiano Ronaldo. “Marcar no es lo más importante para mí”, insiste el mediapunta, especialista en dar asistencias y principal suministrador de balones para Ronaldo, con quien se entiende a la perfección. Sin hacer ruido, Oezil se ha convertido en indispensable para los suyos, como podrá atestiguar Kaká, a quien ha arrebatado el puesto.

Números que hablan
3: el Real Madrid ha remontado tres veces una desventaja de tres goles en la ida. Una en la Copa de Europa 1975/76, contra el Derby County (4-1, 5-1), y dos en la Copa de la UEFA, en 1984/85 ante el Anderlecht (3-0, 6-1) y en 1985/86 frente al Borussia Moenchengladbach (5-1, 4-0). 

11: el Borussia Dortmund se mantiene invicto en esta edición de la Liga de Campeones de la UEFA, al cabo de 11 partidos. El Manchester United es el último equipo que ganó el torneo invicto, en 2007/08.

Las frases
“Podemos remontar, será difícil pero podemos hacerlo. En el fútbol cualquier cosa es posible. En una noche loca, si todo el mundo está a su mejor nivel, y aprovechamos todas nuestras ocasiones, podemos dar la vuelta a la eliminatoria”. José Mourinho, entrenador del Real Madrid.

“Cuando estaba acabando el partido de ida, en cada córner Pepe me decía: ‘Ya has marcado cuatro goles, ¿no te llega?’. Pero aún no hay nada hecho. Tendremos que volver a marcar en Madrid”. Robert Lewandowski, delantero del Borussia y autor de cuatro dianas en la ida.

Barcelona-Bayern de Múnich

La previa
El Barça no tiene más remedio que reeditar su gesta de cuartos de final contra el AC Milan (2-0, 4-0) si quiere aspirar a continuar en el torneo tras la goleada sufrida en Múnich. Y para ello debe restablecer la forma de un plantel fatigado, cuyo vistoso juego combinativo parece haber perdido fluidez, sobre todo debido a las lesiones y sanciones que han lastrado su retaguardia. En Bilbao, este sábado, exhibió de nuevo una preocupante fragilidad defensiva (2-2) y un gran nerviosismo en la finalización. Por suerte, Lionel Messi saltó al campo a la hora de juego y levantó al equipo mediante un fantástico gol (el número 100 del Barça esta temporada) y un pase decisivo en diez minutos. Al mismo tiempo, el Bayern cumplió por el mínimo margen frente al Friburgo (1-0), cosechando así su 14º triunfo consecutivo y 27º en 31 jornadas, y estableció además un nuevo récord de puntos en la Bundesliga (85). Ante un cuadro bávaro repleto de confianza, seguro de su fortaleza y con cuatro goles a favor en el tanteo global, los catalanes necesitan poco menos que un milagro para dar la vuelta a la situación. 

Jugador a seguir
Lionel Messi, después de su mal partido en la ida (únicamente disparó una vez a puerta), no jugó más que media hora en Bilbao, pero dio la impresión de ser el de siempre. A los siete minutos de abandonar el banco de suplentes, el pequeño argentino se deshizo de cuatro defensores del Athletic antes de marcar de un zurdazo ajustado al palo con el interior de la bota. Un Messi de las grandes noches, como en el choque de vuelta ante el París Saint-Germain (1-1), cuando reactivó a sus compañeros simplemente al entrar en juego. Más que nunca, toda Cataluña está convencida de que tan solo un Messi entonado puede cambiar el rumbo de esta eliminatoria.

Números que hablan
10: el Barcelona ganó sus diez últimos partidos como local ante adversarios alemanes, tres de ellos por una diferencia de cuatro o más goles: 7-1 en octavos en 2011/12 contra el Bayer Leverkusen, 4-0 también en octavos en 2009/10 frente al Stuttgart y 4-0 en los cuartos de 2008/09 contra… el Bayern de Múnich.

9: el Bayern busca la 9ª final de su historia en el principal torneo de clubes de Europa, que sería la tercera en las cuatro últimas temporadas. Solo Real Madrid (12) y AC Milan (11) superan ese registro.

Las frases
“No tiene ningún sentido hablar de fin de ciclo. Para mí, el fin de ciclo es cuando pasan años y no consigues títulos. La gente debe tener un respeto amplio a esta plantilla, al técnico y al club en general”. Andrés Iniesta, centrocampista del FC Barcelona.

“Hay que mantener los pies en el suelo. Quedan 90 minutos difíciles por disputar en España. Es importante seguir concentrados en nuestros principios tácticos contra el Barcelona”. Jupp Heynckes, entrenador del Bayern de Múnich.

¡Que se oiga tu voz!
¿Pueden remontar el Real Madrid y el Barcelona?

PSG, por el fin de la espera

El París Saint-Germain intentará el domingo 12 de mayo ante el Lyon confirmar su título de liga y poner fin a una larga y tensa espera, en la 36ª fecha del campeonato francés.

El equipo capitalino, que no gana una liga desde 1994, retrasó su proclamación como campeón con un decepcionante empate (1-1) en la pasada jornada contra el Valenciennes.

El partido le costó caro al París Saint Germain, ya que su capitán, el brasileño Thiago Silva, fue expulsado y suspendido dos partidos. Ahora, el PSG espera pasar página y confirmar su esperada consagración ante un Lyon que está tercero en el campeonato y muy motivado, ya que aún tiene opciones de arrebatarle al Olympique de Marsella su segunda posición, la última que da acceso directo a la Liga de Campeones.

Los marselleses, por su lado, intentarán aferrarse a su posición el sábado 11 contra un Toulouse (10º) en tierra de nadie.

A la zaga del Lyon está el Niza, cuarto y a tres puntos, que se medirá el domingo al Evian, en puestos de descenso (18º) pero muy motivado por su paso a la final de la Copa de Francia por primera vez en su historia.

El Saint Etienne (5º) seguirá defendiendo sus opciones europeas en su visita a Lorient (8º), al igual que el Lille (6º), que abre la jornada jugando el viernes en casa contra el Reims (14º).

Jornada 36ª de la Ligue 1: Lille – Reims; Olympique de Marsella – Toulouse; Brest – Sochaux; Valenciennes – Rennes; Burdeos – Nancy; Ajaccio – Troyes; Bastia – Montpellier; Lorient – Saint Etienne; Evian Thonon – Niza; Olympique de Lyon – París Saint-Germain.

 

Rémy: “No me rindo jamás”

No dejó de resultar enigmático que el talentoso Loïc Rémy abandonara el Olympique de Marsella el pasado mes de enero con destino al Queens Park Rangers. Es verdad que su balance de un gol en 12 partidos de la Ligue 1 esta temporada había suscitado cuestionamientos, pese a que el internacional galo —18 partidos y cuatro goles con los Bleus— tenía la disculpa de las lesiones. Pero su decisión de marcharse de un club que luchaba por el título en Francia a un equipo de la cola del pelotón en la Premier League no fue muy bien entendida en su país. Ahora bien, a Rémy le han bastado unas pocas semanas en casa de los Hoops para disipar cualquier duda en torno a su potencial.

Porque el internacional francés ha eclosionado en Inglaterra. Aunque sus cinco goles en 10 partidos no le han servido al QPR para evitar el descenso, Rémy sí pudo, a fuerza de eficacia y brillantez, regresar el pasado marzo a la selección de Francia, de donde no le llamaban desde noviembre de 2011. “Ese regreso se debe en cierta medida a que ha vuelto a ser un jugador en activo”, explicó el seleccionador Didier Deschamps, para a continuación aclarar: “Lo conozco bien, lo he entrenado varias temporadas”. fifa se ha entrevistado con el delantero martiniqués de los Rangers para sondearle sobre su retorno a la élite.

Señor Rémy, ¿se arrepiente de haber cambiado la lucha por el título de la Ligue 1 con el Marsella por una batalla por la permanencia con el QPR?
Me alegro mucho por el Marsella. Estoy muy contento de ver que mis antiguos compañeros compiten por las primeras plazas. Van muy adelantados en la carrera por meterse en la próxima Liga de Campeones. Para serle franco, dada la calidad del grupo, no me sorprende verles jugar a tan alto nivel. En cuanto a mí, puedo decir que me fui para asumir otro desafío. Yo sabía que mi decisión era delicada en principio, pero fiché por el QPR para dar lo máximo. Mi objetivo era no tener nada que lamentar al final de la temporada. Y ahora no lamento haber venido. Me siento muy feliz en Inglaterra. He descubierto un campeonato en el que siempre he querido jugar. No tengo remordimientos.

¿Qué piensa de las actuaciones del QPR desde su llegada al club? ¿Y qué opina de las suyas propias?
Hemos atravesado algunos altibajos. Podríamos y deberíamos haber gestionado mejor algunas situaciones. Ha habido partidos que teníamos prácticamente ganados y que nos dejamos empatar en los instantes finales. Eso es lo que me da un poco de rabia, porque sé que hay muchísima calidad en nuestro equipo. Teníamos los medios para haberlo hecho muy bien…

¿Cree que sus cualidades se ajustan bien a los requisitos de la Premier League?
Ésa es al menos la impresión que yo tengo. Es un campeonato en el que hay menos tiempo para pensar. Hay más presión, más contacto. En contrapartida, hay más espacios. Para el tipo de jugador que yo soy, es una delicia. Hay profundidad, y a mí eso me encanta. Tengo la sensación de que es el campeonato ideal.

El QPR es un gran club, con una afición maravillosa y una rica historia. El elenco actual está compuesto por figuras de la talla de Júlio César, Christopher Samba, Shaun Wright Phillips, Esteban Granero o usted mismo. ¿Por qué cree que esta temporada ha sido tan compleja?
Es difícil de saber. Cuando yo llegué, el club ya estaba en dificultades. Pero hay muchas variables que intervienen en este tipo de circunstancias. Yo no me siento capacitado para analizarlas. No sé, por ejemplo, lo que pasó antes de mi llegada con el anterior entrenador, ni cuál era la mentalidad de los jugadores. ¿El espíritu de equipo era el adecuado? En todo caso, es verdad que la posición actual del club es difícil de entender a la vista de la calidad del combinado. Hay muchos grandes futbolistas que han jugado en clubes punteros y han participado en las mejores competiciones europeas.

Ahora que ya no desempeña su oficio en Francia, ¿se atreve a confesar por cuál de los equipos en los que ha jugado —Lyon, Lens, Niza y Marsella— siente más apego?
Yo crecí en Lyon, allí me formé, allí vive toda mi familia, y allí firmé mi primer contrato profesional. ¡Echo de menos Lyon! Pero también Lens: aunque no haya pasado más que seis meses en esa casa, guardo un recuerdo estupendo. Además, mi traspaso al QPR fue muy similar al que me condujo al Lens hace cinco años. Fue exactamente la misma tesitura. Cambié el Lyon, que competía por los primeros puestos de la Ligue 1, por el Lens, un equipo que estaba en apuros. De los cuatro clubes por los que he pasado, esos dos son los que más huella me han dejado.

En el examen médico que le realizaron en Marsella, le detectaron un problema en el corazón que podría haber significado el fin de su carrera. ¿Cómo se sintió al respecto?
En retrospectiva, puedo decir que viví ese episodio con bastante serenidad. Estuve en contacto permanente con los médicos. Ahora lo veo como una mera falsa alarma. Se habló mucho del tema en la prensa, se le dedicó una enorme atención… Yo sabía que mi corazón era un poco más grande de lo normal; era consciente de mi problema; no es que fuera una primicia. A muchos jugadores les pasa lo mismo. No sé si fue porque cundió la preocupación o porque se trataba del Marsella, pero el caso es que el asunto se exageró una barbaridad. Al contrario de lo que se publicó, aquello no fue algo que me frenara o me enfriara en mi rendimiento. Es verdad que, cuando hay que tomar una decisión en 48 horas, suelen producirse momentos de duda. Pero una vez resuelta la cuestión, yo no volví a pensar más en el tema.

Entonces aquel episodio no influyó para nada en el jugador que es usted hoy…
Desde luego que mis problemas cardiacos no me han convertido en el luchador nato que soy en la vida. Yo ya era así antes de todo ese revuelo, aunque tal vez inconscientemente eso me ayude ahora a batirme con más garra todavía en las situaciones difíciles. En tales momentos, actúo sin vacilar. No me rindo jamás. Estoy convencido de que, si no se ceja en el esfuerzo, la tendencia termina siempre por invertirse.

¿Cuáles son las principales diferencias entre la Premier League y la Ligue 1?
Son dos campeonatos muy distintos. En Francia hay menos contacto. También lo hay, es cierto, pero digamos que es menos intenso que en Inglaterra. ¡Aquí la gente no se anda en contemplaciones! Es muy diferente. En la Ligue 1, se tiende a hacer un fútbol más estructurado, más organizado. En Inglaterra, se corren más riesgos, los jugadores son más atrevidos, y en consecuencia se crean más espacios. Por eso se ven tantos goles en la Premier.

Díganos la verdad, ¿le sorprendió su reciente convocatoria a la selección, un año después de su último partido con los Bleus?
“Sorprender” no es la palabra. En cualquier caso, siempre es un gran placer recibir esa llamada. Es verdad que el equipo ya estaba hecho, que había un grupo bien definido desde hace unos cuantos meses, pero yo nunca dejé de darle vueltas a mi deseo de regresar a la selección. Y he puesto los medios para alcanzar ese objetivo. Al fin y al cabo, mi convocatoria me parece legítima. Me ha llegado cuando estoy recuperando la plena posesión de mis facultades. En el Marsella no pude disfrutar de muchos minutos de juego. Aquí he tenido la suerte de poder volver a jugar, de recobrar mis fuerzas, y sobre todo de marcar goles. El seleccionador quiere jugadores efectivos en las respectivas demarcaciones y yo creo que he cumplido esa condición.

Revolución francesa en Madrid

EL RESUMEN DEL TORNEO – La novena edición de la FIFA Interactive World Cup ha hecho historia en el mundo de las competencias de fútbol virtual. Nada menos que 2.5 millones de jugadores compitieron a lo largo y ancho del planeta para hacerse con un pasaje a la Gran Final de Madrid, aunque sólo 21 pudieron concretarlo. Y al final, pese a contar con mayoría de jugadores locales, la capital española se rindió a los pies de un rey francés: Bruce Grannec, campeón en 2009, destronó a Alfonso Ramos y demostró por qué le apodan “La Máquina” en el circuito.

El camino hacia la gloria tuvo varias espinas para el francés, sobre todo en la primera jornada. Los malos resultados, inesperados, le obligaban a ganar sus tres partidos restantes y por buena diferencia de gol si quería mantenerse en carrera. “Llegué al hotel y le dije a mi equipo: ‘no puedo irme del torneo así, no en esta instancia’”, confesaría el campeón días más tarde a fifa. Y vaya si se lo tomó a pecho: un pleno de tres victorias, 9 tantos a favor y ninguno en contra en la segunda fecha depositaron a Bruce en los cuartos de final.

El resto es historia conocida. Siempre con el Real Madrid como estandarte, Grannec -que había perdido la final en 2012- se deshizo de August Rosenmeier (1-0), Abdulaziz Alshehri (4-2 en penales) y Andrei Torres Vivero (1-0) para alcanzar a Alfonso Ramos en la tabla histórica de la competencia con dos títulos. “Por cómo se dio todo el primer día, es casi un milagro estar aquí en este momento”, afirmó La Máquina con el trofeo, 20.000 dólares y un viaje a la Gala del Balón de Oro de la FIFA en sus bolsillos.

Pero no sólo del campeón se nutrió el torneo, que tuvo a dos novatos en semifinales: el mexicano Andrei Torres Vivero demostró que siempre se puede cambiar y, en plena competencia, dejó de jugar con el FC Barcelona para adoptar a la selección brasileña, con la que disputó sus partidos en el último y decisivo día. Estudiante de psicología y miembro de un equipo de competencia de videojuegos, el jugador de 23 años estuvo a centímetros de igualar la final en la última jugada, pero un remate inexplicablemente ancho a puerta vacía sentenció su suerte. “La decepción es enorme, pero estoy muy orgulloso de haber llegado hasta aquí”, afirmó quien, curiosamente, había caído 0-5 ante Grannec en la fase de grupos.

El cuadro de honor lo completó Rafael Riobo, estudiante de historia, que disputó todo el certamen con el Bayern Múnich y vuelve a casa con el honor de haber sido el máximo goleador de la justa con 20 conquistas. ¿El cuarto lugar? Abdulaziz Alshehri, de Arabia Saudita, quien mejoró su participación de 2012 cuando resultó eliminado en cuartos de final.

Ramos, en deuda
Entre las presencias que generaban más expectativas se encontraba, claro está, la de Alfonso Ramos. El español, toda una marca registrada en el torneo, era el campeón defensor y único jugador hasta la fecha en contar con dos trofeos en sus vitrinas. No obstante, tras pasar una primera jornada satisfactoria, la suerte le resultó esquiva en la segunda fecha: dos derrotas, un empate y ningún gol a favor determinaron su prematura despedida. “No he tenido suerte, pese a haber desplegado un buen juego, el balón no ha querido entrar. Es extrañísimo no haber estado en las finales”, se sinceró con fifa quien ya no podrá asistir al Balón de Oro en esta oportunidad.

FIFA Interactive World Cup 2013 – Gran Final, Madrid

Jugadores participantes
Stanislav Chakarov (BUL) Rodrigo Pileggi (BRA), Andrés Botero, Daniel Rodríguez Moyano, Edizon Quiroga (COL), August Rosenmeier (DEN), George Tsirita (ENG), Alfonso Ramos, Rafael Riobo, Rafael Sánchez, Daniel Cordera, Oscar Martin, Marc Arisa (ESP), Bruce Grannec (FRA), Mattia Guarracino (ITA), Kai Wollin, Kevin Assia (GER), Abdulaziz Alshehri (KSA), Andrés Torres Vivero (MEX), Ovidiu Patrascu (ROU), Juan Ambriz (USA).

Clasificación
1. Bruce Grannec (FRA)
2. Andrei Torres  Vivero (MEX)
3. Rafael Riobo (ESP)

Sedes
Hotel ME Reina Victoria (Día I)
Café 40 (Día II)
Teatro Goya (Día III)

Los recuerdos y la ilusión de Willy Sagnol

Willy Sagnol es un enamorado del fútbol. Y lo es no sólo por los 58 partidos internacionales que disputó y los numerosos éxitos que cosechó tanto con la selección francesa como con el AS Monaco y el Bayern de Múnich, sino también por las maravillosas experiencias que acumuló gracias al deporte rey. Ahora, a sus 36 años, emprende una nueva aventura como Director Deportivo de la Asociación Francesa de Fútbol (FFF). El mítico lateral derecho está impaciente por acompañar a los jóvenes talentos de su país a la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013.

“Turquía es un país loco por el fútbol”, aseguraba Sagnol hace pocas semanas en su entrevista exclusiva con fifa desde Estambul: “Para nuestros jóvenes futbolistas será muy beneficioso participar en un torneo de estas características, ya que tendrán la oportunidad de conocer un país nuevo, una cultura distinta y una afición muy especial”, señala. El subcampeón del mundo con Francia en 2006 y campeón de la Liga de Campeones con el Bayern de Múnich en 2001, sabe muy bien de lo que habla. Al fin y al cabo, él formó parte del combinado galo que disputó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Malasia 1997.

Un encuentro de culturas
Sagnol, cuya función en la AFF es la de nexo de unión entre las categorías inferiores y la selección absoluta, siente verdadera fascinación por los torneos internacionales juveniles: “Es fantástico que los países participantes se enfrenten a rivales de otros continentes. El fútbol africano es distinto al europeo, y el asiático difiere mucho del sudamericano. Afrontamos este reto cargados de ilusión”, afirma.

Francia, encuadrada en el Grupo A, se medirá a las promesas de Ghana, España y Estados Unidos. “Estamos contentos con el sorteo, aunque no será fácil superar la fase de grupos. Aún así, tenemos una misión preciosa por delante”, apunta Sagnol. Además, hay un aspecto del torneo que le gusta especialmente: “Jugaremos los tres primeros partidos en Estambul. Siempre es positivo no tener que viajar de una ciudad a otra en la fase de grupos”, destaca. Y, pese a que el conjunto galo se enfrentará a las primeras de cambio a España, país vecino y actual campeón continental, Sagnol no pierde el optimismo: “Los dos primeros se clasifican para la siguiente ronda, y espero que seamos Francia y España”, dice confiado.

Para los Bleuets, la fase final de Turquía supone su cuarta participación en un torneo de esta categoría de edad. Su mejor resultado hasta la fecha es, precisamente, el cuarto puesto obtenido en la última edición, celebrada hace dos años en Colombia. Y aunque considera que el resultado no lo es todo en el fútbol, sino que la prioridad debe ser la evolución de los jugadores de cara al desarrollo de su talento, Sagnol confía en el triunfo final: “Contamos con un grupo excelente de jugadores y un técnico muy experimentado. Desde la AFF haremos todo lo posible para que los jóvenes lleguen en unas condiciones óptimas para completar un buen Mundial. Nuestra situación es idéntica a la de España o Alemania: cuando vamos a un gran torneo, nuestro objetivo es ganarlo”, confiesa.

La voz de la experiencia
Por supuesto, el ex internacional francés es consciente de que la línea que separa la gloria del fracaso en el fútbol juvenil es muy fina. “No hay que olvidar que estamos hablando de fútbol. Por una parte, es imposible alcanzar la cima sin disciplina ni compromiso; pero por otra, también puede ocurrir que alguna de las selecciones favoritas tenga que hacer las maletas al término de la fase de grupos”, advierte Sagnol. “Un Mundial puede hacerse muy largo. Si un equipo desea conquistarlo, debe armarse de paciencia y no perder ni un segundo la concentración en su objetivo final”, añade.

¿De dónde ha sacado Sagnol estos valiosos consejos? “De Malasia 1997 guardo buenos y malos recuerdos. El mejor es que aquel fue mi primer torneo internacional con la selección francesa. El peor, que Uruguay nos eliminó en penales en cuartos de final. Teníamos una generación extraordinaria con jugadores como Thierry Henry, David Trezeguet y Nicolas Anelka, pero por desgracia no nos bastó para hacer algo grande”, recuerda. Quién sabe, quizá Sagnol saboree las mieles del éxito en este campeonato 16 años más tarde, aunque sea desde la tribuna.

Un juego de niños

El 28 de diciembre de 2011, Joey Barton manifestó por Twitter tras el nacimiento de su hijo Cassius Joseph: “¡Guau, qué bendición! En cuanto lo he visto, he sabido que lo amaría toda la vida. Ésa es la descripción más fiel de mis sentimientos que puedo hacer en estos momentos. Nada más importa. Ni mucho menos el hecho de dar patadas a un balón ni todas esas tonterías a las que damos tantas vueltas en la cabeza”. Tales declaraciones son un buen ejemplo de lo que suele sentir un futbolista tras la llegada al mundo de su heredero. fifa desmenuza a continuación ese vínculo singular entre los bebés y el oficio del balompié.

Al igual que el centrocampista del Olympique de Marsella, hoy son muchos los que utilizan la red para divulgar la buena nueva. En el FC Barcelona, a lo largo de los 12 últimos meses, no menos de seis jugadores —Gérard Piqué, Pedro, Pinto, Víctor Valdés, David Villa y Cesc Fàbregas— han tuiteado su felicidad en el marco de lo que ya se conoce como el baby boom catalán. Otros han aprovechado otro tipo de agitación de redes para publicar la noticia. Verbigracia, Lionel Messi.

Goles para chuparse los dedos
En efecto, el cuádruple ganador del Balón de Oro de la FIFA nos lo ha contado todo a través de las celebraciones de sus goles: durante el clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ entre Argentina y Ecuador en junio de 2012, Leo se metió el balón bajo la camiseta para anunciar el embarazo de su pareja; y en el encuentro de la Liga de Campeones de la UEFA FC Barcelona-Celtic de Glasgow, entablado en noviembre, se metió el pulgar en la boca para indicar la natividad de su pequeño Thiago. Incluso, el astro argentino se ha tatuado en el gemelo de su pierna izquierda el nombre de su hijo y las marcas de sus manos al agarrarse a su pierna.

Muchos otros antes que él han recurrido a chuparse el dedo para expresar ese inefable regocijo. Entre ellos el brasileño Fred, el argentino Carlos Tévez y el francés Bafétimbi Gomis. La afición del club islandés FC Stjarnan, famoso por sus insólitas celebraciones, incluso presenció la mímica de un parto en pleno césped por parte de uno de sus jugadores.

Pero de todas las alharacas natales de los goleadores, la más famosa es sin duda la de Bebeto durante el choque de cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994 entre Brasil y Países Bajos. Nada más asestar su diana, el brasileño se puso a mecer a un bebé imaginario. “Aquél fue un partido particular para Bebeto. Su mujer acababa de dar a luz. Su forma de festejar el gol fue muy entrañable. Fue improvisada: cuando marcó, empezó a imitar el acunamiento del bebé en los brazos. Mazinho, que estaba a su lado, lo remedó, y yo, que tampoco estaba lejos, hice lo mismo. Acabamos haciendo aquel gesto todos juntos”, contaría luego Romario ante el micrófono de fifa. Desde entonces, aquel niño se ha hecho mayor. Gran esperanza del fútbol brasileño, Matheus de Oliveira, actual volante ofensivo del Flamengo, incluso ha jugado al lado de su padre durante un amistoso organizado por éste y por Ronaldo el pasado 27 de abril con ocasión de la reapertura del Maracaná.

El delantero español Jonathan Soriano es otro protagonista destacado de nuestra crónica, más que por su manera de festejar sus aciertos, por el modo en que el aumento de su progenie le afina la puntería. A primeras horas de la tarde del pasado 20 de abril, el delantero del Salzburgo se encontraba a la vera de su mujer en el hospital para asistir al alumbramiento de su tercer hijo, una niña a la que puso por nombre Abril. Concluida felizmente la tarea, el ariete se dirigió al Red Bull Arena, el estadio de su club, para tomar parte en el encuentro contra el Wolfsberg. Soriano saltó al campo al inicio de la segunda mitad con el marcador en 2-2 e, inspirado por el nuevo fichaje de su familia, firmó sus 23º, 24º y 25º goles de la temporada en la victoria final por 6-2 de los salzburgueses.

Otro prolífico goleador y progenitor, Louis Saha —146 goles en 418 partidos de la Premier League— vio cómo su vida daba un giro radical con la llegada de su bebé Lou. “Cuando doy de comer a mi hijo, me fijo en los gestos que hace con la boca como un entrenador seguiría los movimientos de su delantero”, desveló en junio pasado. Ahora tiene un problema: no ha vuelto a marcar un gol desde entonces, ni en el Sunderland inglés ni en el Lazio italiano. El delantero chino Mao Biao, del Tianjin Teda, ha sufrido un síndrome parecido. Tuvo que esperar 1.014 días antes de volver a ver puerta tras el nacimiento de su infante.

Niños de la bola
La eficacia nunca fue un problema para Ole Gunnar Solskjaer. Más bien al contrario: su destreza y su temple le valieron al noruego, autor de 272 goles en 517 partidos a lo largo de su carrera, el sobrenombre de Baby face killer (“El asesino con cara de bebé”) a su paso por el Manchester United. Un caso similar es el de Fernando Torres, el Niño. Y otro futbolista con apodo hipocorístico que también lució la camiseta de los Red Devils es Tiago Manuel Dias Correia, más conocido como Bebé, que hoy juega cedido en el Rio Ave. Si bebé se pronuncia igual en español que en portugués, no así Nenê, el remoquete de Anderson Luis de Carvalho. “Yo era el más delgado. Decían que lloraba sin parar. Y a diferencia de ‘Anderson’, Nenê no hay más que uno”, ha explicado recientemente el ex jugador del París Saint-Germain y actual integrante del Al-Gharafa.

Por otro lado, numerosos jugadores han bautizado a sus hijos, consciente o inconscientemente, con los nombres de otros futbolistas. Antonio Cassano , por ejemplo, ha llamado a su vástago Lionel, mientras que Ivica Olic ha denominado a sus angelitos Luca y Toni (Antonio). Sin embargo, los nombres de pila más extravagantes suelen prodigarse sobre todo entre los seguidores. Así, un fan del Burnley ha optado por los 14 nombres de los jugadores de su equipo preferido para bautizar a su hijo Jensen Jay Alexander Bikey Carlisle, etc. Antes de él, en los años 60, un hincha del Liverpool fue más lejos: además de los apelativos de los jugadores incluyó los nombres de todos los miembros del cuerpo técnico y de los directivos. Entre la afición del acérrimo rival, el Everton, el estilo es más sobrio: un devoto parroquiano de los Toffees llamó a su hija Eva Toni Ann, que pronunciado suena como Evertonian (seguidora del Everton, en inglés).

Tampoco el Manchester City se queda atrás en cuanto a los extremos a los que pueden llegar sus fieles. Joe Hart ha revelado recientemente que un seguidor había tratado de que le firmara un autógrafo… ¡sobre el cuerpo de su bebé! “Eso demuestra bien a las claras que hay gente rara en este mundo. Jamás me había imaginado que algún día alguien me pediría una cosa así”, ha subrayado el portero de los Citizens. A este respecto, cabe contraponer que algunos futbolistas también llegan a exageraciones curiosas con tal de complacer a sus seguidores. Uno de ellos, Fabian Delph, defensa del Aston Villa, ya ha anunciado que no asistirá al parto de su mujer en día de partido. “Me encantaría ver nacer a mi hijo, pero lo ideal sería que saliera un miércoles”, ha afirmado durante el pasado mes de abril mientras su equipo luchaba por alejarse de la zona de descenso.

Porque a fin de cuentas, de las venturas a las desventuras de la paternidad no hay más que un paso. Apenas unas semanas después de emitir el tierno tuit anunciando el advenimiento de su hijo con el que hemos comenzado nuestro recorrido, Joey Barton colgó lo siguiente: “¡Horas de sueño ininterrumpido! ¡No tengo que levantarme para dar de comer al niño! ¡Qué gozada son los partidos fuera de casa!”.